¿Por qué los empaques de cartón son la moda?

¿Por qué los empaques de cartón son la moda?

Hoy en día, el cartón se está usando mucho como material de embalaje para variedad de productos. Esto porque dicho material tiene varias ventajas, entre las que resaltan que protege los artículos enviados, es económico y cambia de forma fácilmente. Acompáñanos a descubrir porque son la elección favorita de las empresas en la actualidad.

Características y beneficios del cartón

El cartón es un material cien por cien natural, el cual se fabrica a partir de varias capas de papel superpuestas, que pueden proceder de fibras vírgenes o de papel reciclado.

La mayor parte de la producción del cartón (85%) se obtiene de material reciclado, y solamente el 15% de la producción viene de fibras vírgenes de papel, que a su vez provienen de la madera de bosques cultivados. A su vez, estos bosques utilizan tratamientos silvícolas, una técnica de cultivo que persigue dos objetivos: generar una producción continua de madera y aumentar la calidad de los bosques.

Así, el cartón es un material sostenible, al ser biodegradable y 100% renovable. Y lo mejor es que esta forma de fabricar el cartón no altera ni su rigidez ni su durabilidad. Lo que sí, es que reduce los costes de producción a través de un proceso que se puede repetir varias veces. Además de que cuando llega al final de su vida útil (es decir, cuando ya no se puede reciclar más), se puede descomponer y convertirse en materia orgánica.

En relación a la huella de carbono, el Instituto para la Producción Sostenible (IPS) encargó un estudio a la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) sobre el tema, con el objetivo de combatir el cambio climático.

Dicho estudio consistió en comparar las emisiones de gases de efecto invernadero en la utilización de cajas de plástico reutilizables respecto a cajas de cartón ondulado para el transporte internacional por carretera de frutas y hortalizas. Los resultados revelaron que se podrían ahorrar hasta 70.000 toneladas de CO₂ (equivalentes a retirar 50.000 vehículos para transporte de mercaderías de las carreteras) si se utilizaran exclusivamente cajas de cartón en la exportación de frutas y hortalizas, suponiendo un gran beneficio en la lucha contra el cambio climático.

Principales ventajas del cartón

Grupo Mimo, fabricantes de empaques de cartón, nos comentan las principales ventajas de este material:

  • Las cajas usadas para el embalaje de cartón son ligeras y por lo tanto se pueden cargar y descargar fácilmente.
  • Las cajas para el embalaje de cartón tienen buenas capacidades de gráficos e impresión, por lo que son ideales para fines de comercialización, crear conciencia sobre una marca o promover productos en el mercado.
  • Las cajas están disponibles en diferentes formas, diseños, colores, tamaños, según los requisitos de los clientes, de forma que pueden ajustarse a la perfección a las necesidades y preferencias de industrias y consumidores.
  • La principal ventaja de las cajas de cartón es que pueden usarse una y otra vez, convirtiéndole en un excelente recurso reciclable.
  • Las cajas de cartón se pueden adaptar de forma tal que la información de utilidad, como el peso de los productos de una caja, las dimensiones y de dónde provienen, se pueden escribir fácilmente en la caja. Esto agrega un nivel de transparencia en la cadena de suministro que usa extensivamente estas cajas de cartón.
  • Las cajas se pueden almacenar de forma eficiente; no consumen mucho espacio en el almacén o en el garaje, ático o trastero del usuario
  • El cartón se puede sellar sin esfuerzo, sobre todo si se compara con lo difícil que es sellar, por ejemplo, una caja de madera. Las cajas de cartón se pueden sellar con grapas metálicas para sostener el cartón, ya que es grueso y no se rompe fácilmente si un paquete se cae al suelo. La superficie del embalaje de cartón también se adhiere bien a la cinta o pegamento, que se puede utilizar para sellar el paquete, manteniendo el cartón alrededor de un elemento hasta que se abra.
  • Las cajas de cartón protegen los artículos que se almacenan en ellas. Esto porque el cartón corrugado tiene varios pedazos de cartón colocados uno encima del otro para amortiguar objetos frágiles, como trozos de vidrio, televisores, ordenadores o piezas delicadas de muebles con grandes superficies planas. Así, cuanto más cartón se coloca sobre un artículo, mayor es la amortiguación y protección de los artículos.
  • Mientras que algunos pedazos de cartón son increíblemente rígidos y pesados, para proteger lo que están empaquetando, otras variedades de cartón se pueden envolver alrededor de los artículos para que el material no se desperdicie y el paquete no sea voluminoso o difícil de enviar o almacenar, por lo que también se considera un material muy flexible. Quizá por esto, el cartón también es muy utilizado en manualidades y todo tipo de proyectos.
  • El cartón es barato de producir, y generalmente está hecho de materiales reciclados, por lo que no cuesta mucho dinero si se compra al por mayor. Otros materiales de embalaje están hechos de plástico, madera o metal, todos materiales más costosos que con frecuencia son más pesados que el cartón, aumentando también los costes de envío. Además que sus costos de producción también son muy bajos, en especial comparados con los del plástico, aunque la verdad es que es un poco difícil comparar ambos materiales, debido a sus diferentes variedades y características. Lo que si es verdad es que con solo unos pocos euros se pueden comprar láminas de cartón gris o un surtido de cajas. Además, el cartón es omnipresente en la mayoría de los hogares, y puede obtenerse gratis en la calle, por ejemplo, pidiéndolo amablemente en tiendas o supermercados.

Proyectos de diseño con el cartón

Gracias a todas las ventajas del cartón que hemos mencionado anteriormente, son muchos los usos que se le dan a este material. Por ejemplo, los diseñadores de escenografías aprecian la liviandad del cartón y utilizan este material, entre muchos otros, para crear las escenografías en los teatros sin tener que cargar con volúmenes muy pesados y difíciles de trabajar. Además el bajo coste del cartón es otro punto a favor de su utilización en escenografías; ya que gracias a él, se puede montar una ciudad o un paisaje sin consumir mucho presupuesto.

Otro ejemplo son las pop-up stores que tan populares se están volviendo en los Estados Unidos. Estas se tratan de tiendas efímeras con un fin determinado, algo así como “tiendas espectáculo”, que funcionan como espacios donde vender o hacer exposiciones durante un período de tiempo limitado. Su popularidad es tanta que incluso marcas poderosas y de renombre las están utilizando para llamar la atención del público, impactar a sus clientes y por supuesto, conseguir otros nuevos fieles seguidores de sus marcas. En pocas palabras, podríamos decir que es una forma de “hacer ruido”.

La cosa es que muchas tiendas pop-up utilizan stands de cartón, por supuesto, decoradas con algún diseño sorprendente que contribuye a darle exclusividad a la marca o al producto. Los tipos de cartón más utilizados para estos menesteres pueden ser el cartón corrugado, el nido de abeja y el cartoncillo.

Pero, además de estos usos, hay una variedad de industrias que se están valiendo mucho de las ventajas del cartón para diferentes fines. Algunos ejemplos son:

  • Muebles

Hay industrias que están creando muebles robustos, duraderos y ligeros de cartón. Esto debido a su ligereza, sostenibilidad y su bajo coste de producción, entre otras muchas razones. Por ejemplo, los muebles de cartón también suelen ser de fácil montaje y sencillos de transportar, además de originales. Para esta utilidad, uno de los cartones más empleados es el cartón corrugado y los demás mencionados en el punto anterior.

  • Juguetes

Sin embargo, la industria de los muebles no es la única que se está valiendo del cartón para la elaboración de sus productos, sino que la industria  juguetera también se ha aprovechado del poco peso del cartón para la fabricación de algunos juguetes.

Los juguetes de cartón suelen fomentar la creatividad y la imaginación de los niños, ya que son productos fáciles de decorar, montar y guardar, y que incluso, en muchos casos, se pueden plegar.

Los tipos de cartón más comunes para esta utilidad son el cartón corrugado, el cartón pluma y la cartulina.

Problemas de estética

Por último, tenemos que resaltar que, como todo, el cartón también presenta sus desventajas. Una de ellas, representa un reto para las empresas que quieren usarle como empaque para sus productos: la estética.

Sucede que, comparado con otros materiales, el cartón puede percibirse como menos estético. Con respecto a la madera, por ejemplo, el cartón al desnudo no resulta tan atractivo como esta a los ojos de la mayoría de la gente.

Veamos, por ejemplo, el cartón corrugado. Este tiene un aspecto “tosco” y los cortes suelen quedar poco agraciados. No obstante, si que hay algunos tipo de cartones con mejor apariencia.

Lo que si es cierto, es que al final que este aspecto es algo subjetivo. Muchas empresas y consumidores encuentran muy agradable la estética del cartón, e incluso, dependiendo del diseño, el aspecto basto del cartón sin tratar puede ser un valor añadido.

Deja una respuesta