Los posibles riesgos para la salud al trabajar en una cementera

Cualquier actividad que realicemos en nuestra vida diaria puede entrañar un riesgo para nuestra salud, desde la actividad física, actividades de ocio y entretenimiento, juegos, participación en deportes, realización de las tareas del hogar, hasta las actividades profesionales derivadas de nuestro trabajo y modo de ganarnos la vida. La Ley de prevención de Riesgos Laborales tiene por objeto la determinación del cuerpo básico de garantías y responsabilidades preciso para establecer un adecuado nivel de protección de la salud de los trabajadores frente a los riesgos derivados de las condiciones de trabajo, y ello en el marco de una política coherente, coordinada y eficaz de prevención de los riesgos laborales.

Por ello es importante conocer los diferentes factores de riesgo laboral que podemos encontrar en nuestra vida laboral para concienciarnos de los peligros a los que nos exponemos. En el caso concreto de la realización de trabajos en una cementera entre los posibles riesgos para nuestra salud que nos podemos encontrar, están los siguientes:

  • El polvo. Durante el proceso de fabricación del cemento el polvo es su principal riesgo, puede producir irritación de las vías respiratorias altas y enfermedades respiratorias como bronquitis crónica frecuentemente asociada a enfisema de pulmón, neumoconiosis, tuberculosis concomitante, dependiendo del contenido en sílice (el grado de contenido de sílice depende de la materia prima usada, el que contiene más sílice es la arcilla) puede causar silicosis… La mayor exposición al polvo en fábrica se produce en trabajos junto al pulverizado, cribado, cintas transportadoras, etc.  
  • Riesgos químicos. Que puede ser incluir:
  • Dermatitis de contacto. Que puede producir irritación, inflamación, hinchazón o enrojecimiento de la piel asociado con dolor, ampollas, ardor, etc. Algunos componentes del cemento pueden irritar la piel del trabajador al estar expuestos a los químicos utilizados en la fabricación del cemento. Es una enfermedad profesional que puede llegar a ser muy incapacitante.
  • Problemas oculares. Como conjuntivitis.
  • Quemaduras. Producidas por derrame del cemento muy caliente, por sustancias incandescentes, por superficies muy calientes… como las producidas dentro de los hornos rotatorios. Por ello, si no queréis que una quemadura de este tipo se quede sobre vuestra piel, nosotros os recomendamos que compréis una cámara termográfica de Ibertronix, puesto que de este modo sabréis con certeza la temperatura real a la que se encuentra el horno mediante sistemas termográficos y pirómetros infrarrojos. Además, algunos de sus productos permiten la visualización en el interior de hornos, con sistemas para aplicaciones específicas en sectores como cementeras, fabricación de envases de vidrio, fabricación de vidrio plano sector de fabricación del metal tanto en forja como en fundiciones o siderometalurgia.   
  • Enfermedades digestivas. Con una alta incidencia en úlceras gástricas o gastroduodenales.
  • Riesgos mecánicos. Producidos por maquinarias, herramientas… dando lugar a cortes, golpes, contusiones, etc.
  • Exposición a altos niveles de ruidos. Un ruido demasiado elevado producido generalmente en el área de trituración, que puede llegar a provocar sordera profesional.
  • Caídas. A las tolvas de alimentación, caídas desde altura, caídas de personas a nivel por pisadas sobre materiales derramados, etc.

Las propiedades más relevantes del cemento son la finura, la fluidez o consistencia normal, la densidad, la resistencia a la compresión, la expansión, los tiempos de fraguado y el fraguado rápido. Veamos lo que significan cada una de ellas:  

  • La finura. Es una de las propiedades más importantes del cemento. Un cemento con grano fino se hidrata con mucha más facilidad, determina la adquisición de resistencia del cemento.
  • Consistencia normal o fluidez. Indica el grado de fluidez con que se puede manejar la pasta de cemento.
  • Densidad. Está determinada por la relación que existe entre la masa de una cantidad determinada y el volumen absoluto de la misma, en los cementos normales este valor se encuentra cerca al 3,15 g/cm3. 
  • Tiempo de fraguado. Describe la rigidez de la pasta de cemento, es decir determina el cambio de estado fresco del cemento a estado endurecido. Existen dos tiempos, el inicial y el final. 

¿Cuáles son las ventajas de usar cemento?

Las especiales características de cada cemento, tipo y clase resistente, lo hacen más o menos indicado para los diferentes tipos de obras o más específicamente para los requerimientos de cada clase de hormigón. El cemento es un material altamente utilizado en todo tipo de construcciones por sus ventajas, como

  • Mayor durabilidad. Tiene una larga vida útil, a la vez que es fuerte y resistente.  
  • Es seguro. Es resistente al fuego, a las inclemencias meteorológicas, 
  • Es económico. Tiene un bajo mantenimiento, es un material accesible y de gran versatilidad en todo tipo de construcciones y edificaciones, pudiéndose utilizar en varias texturas y colores, contribuyendo a la eficiencia energética de los edificios.

Deja un comentario