La donación de óvulos explicada de manera sencilla

La donación de óvulos explicada de manera sencilla

No es fácil escuchar la frase “no puedes tener hijos” tienes que someterte a una prueba de fecundación in vitro. Surgen las dudas y muchas preguntas. Son de esas asignaturas que no se dan en el colegio, y claro, cuando llega el momento te sientes perdido. Dentro de todos los problemas que existen que afectan a la fertilidad, uno de ellos, es tener mala calidad de óvulos. En la última década, es el problema que nos encontramos los profesionales de la fertilidad con más asiduidad, y tiene sus razones, claro.

La mujer está dejando la maternidad en un segundo plano, y eso tiene sus consecuencias a nivel biológico. La edad media de buscar el primer hijo es cada vez mayor.  Todas las mujeres tienen que saber que a partir de los 35 años la fertilidad empieza a decaer, y eso implica que la carga genética, y la calidad de las células reproductoras, cada año empeora.

Si la mujer tiene alteraciones hormonales o ha intentado varios tratamientos con sus propios óvulos, o directamente tiene más de 42-43 años, en estos casos, los profesionales recomendarán que se someta a un tratamiento de reproducción asistida conocido por Ovodon, o lo que es lo mismo, recepción de óvulos de donante. Para hablar de este proceso nos ponemos en contacto con Ividona que nos explica el proceso de poder donar óvulos.

Si eres mujer y estas, con buena salud física y psíquica y tienes entre 18 y 35 años, puedes hacerte donante.    Según la normativa vigente – Artículo 3: Gratuidad y carácter no lucrativo del Capítulo I, del Real Decreto ley 9/2014, de 4 de julio.

“La donación de células y tejidos será, en todo caso, voluntaria y altruista, no pudiéndose percibir contraprestación económica o remuneración alguna ni por el donante ni por cualquier otra persona física ni jurídica (…) Los donantes vivos de células o tejidos podrán recibir una compensación de la institución responsable de la extracción, limitada, estrictamente, a cubrir los gastos e inconvenientes derivados de su obtención en concepto de dietas, restitución de ingresos económicos perdidos o similares”.

La donación en todo caso será voluntaria y altruista. Con este acto, entre nosotras, estarás ayudando a las mujeres que por diversas razones no han podido realizar su sueño de tener un hijo. No puede haber algo más bonito. La medicación, que es inyectable, será administrada por ti misma o por el personal de la clínica, durante 10/12 días, con el fin de estimular los ovarios. Durante el tratamiento te citarán varias veces en la clínica para valorar la respuesta de la medicación.

Cómo es el proceso

El proceso es generalmente bien tolerado y solo excepcionalmente conlleva riesgos para la salud, estimándose entre el 0,5-2,8% de los casos según datos de la Sociedad Española de Fertilidad-SEF. Las complicaciones más frecuentes son las hemorragias y, en aproximadamente un 0,34% de los casos, el hemoperitoneo o sangrado intra-abdominal. Según datos de la Sociedad Española de Fertilidad-SEF los hemoperitoneos graves se producen en el 0,06-0,08% de los casos. Pueden aparecer otras sintomatologías inespecíficas como: dolor menstrual, cefalea, náuseas o sensación de hinchazón. Excepcionalmente puede producirse infección genital, desgarro del himen, punción de un asa intestinal u otra parte de la anatomía, torsión ovárica y los propios de la anestesia.

Cuántas veces se puede donar

El número de ciclos que se pueden hacer en la clínica depende de diversos factores. Si bien, la ley de Reproducción Asistida establece que el número máximo de hijos nacidos en España a partir de óvulos de una misma donante no deberá ser superior a 6.

La ley

La donación de gametos y preembriones viene definida como un contrato gratuito, formal y confidencial concertado entre el donante y el centro autorizado. De forma que los tres requisitos de la donación son:

Gratuidad: la donación es un acto gratuito y altruista, en el cual sólo se pueden compensar estrictamente las molestias físicas y los gastos de desplazamiento y laborales que se pueden derivar de la donación –compensación económica resarcitoria-. La donación nunca podrá tener carácter lucrativo o comercial.

  Formalidad: el contrato entre los donantes y el centro autorizado debe reflejarse por escrito.

Uno de los requisitos que destaca la Ley es que la candidata no tenga en sus antecedentes personales y familiares ninguna enfermedad importante. Es por eso, que en la actualidad no podemos admitir como donantes a aquellas mujeres adoptadas, dado que desconocen los antecedentes de sus familiares de primer y segundo grado.

Ahora ya conoces un poco más sobre esta situación. Conocerla es la mejor manera de poder empatizar. Nunca se sabe si un día estarás en un lado o en otro.

Deja un comentario