La cordelería, más importante de lo que piensas

La cordelería, más importante de lo que piensas

La cordelería es un hecho que es fundamental para las empresas de aventura. Si eres de los que no conocen demasiado sobre la misma, seguro que te será complicado diferenciar entre dos cuerdas, pero los que se dedican a la escalada, pudiendo distinguir entre la estática o la semiestática.

Cuando una se sumerge en la escalada se da cuenta de que la cordelería es vital, puesto que hay que tener unas buenas cuerdas para que la seguridad al realizar este tipo de actividades sean las mejores. Por este motivo, se debe tener un proveedor donde los materiales sean los mejores y que esté especializado en cuerdas para que la escalada se haga de la mejor forma posible.

En nuestro país, empresas dedicadas a la cordelería como Cuerdas Valero, creen que los profesionales y usuarios de deportes de aventura  valoran cada vez más la necesidad de contar con las mejores posibilidades para hacer su actividad con total seguridad. Ellos creen que es básico el ofertar un gran catálogo en los deportes de aventura que se adapten a las necesidades del usuario actual.

Las distintas clases de cuerda para la escalada

Tanto en el caso de la cordelería utilizada para el deporte como en la escalada, hay que conocer muy bien las clases de cuerda existentes, sus partes y conocer las informaciones que suelen proporcionar los fabricantes de las cuerdas, de tal forma que solo así vamos a saber elegir la cuerda que más se recomienda para hacer nuestra actividad.

De esta forma, se van a poder identificar los materiales y las especificaciones por parte del fabricante, todo ello va a depender del tipo de cuerda que vayamos a querer, la cantidad de utilizaciones y el tipo de camisa cuando se quieran lograr las diferentes particularidades.

Una vez que se fabrique, la cuerda va a tener que ir superando los distintos controles de calidad que nos impone la Comunidad Europea o la UIAA centrándonos más en el Alpinismo.

Por todo ello, debemos hacer una distinción entre las distintas partes que puede tener una cuerda. Está lo que se llama el alma, que es la parte de dentro y que no vemos de la cuerda, la cual es en gran medida la responsable de la resistencia que tiene que tener la cuerda.

Si vamos a la parte exterior, se le llama como camisa, donde la función más importante es la protección del alma del polvo y de los rayos ultravioleta en cuestión.

Cuando se habla de las cuerdas mejores para poder escalar, debemos pensar en que lo mejor es optar por las cuerdas simples, pues son las de mayor ligereza y que estorbarán menos cuando se suban con otros materiales, estando además homologadas para cargas que van a poder ser de hasta ochenta kilos.

Cuando se produzca una caída, como puede ocurrir si terminamos topándonos con una arista en una de las rocas, esta clase de cuerda puede terminar rompiéndose, pero si contamos con cuerdas dobles, evitaremos este problema, pues el peso homologado suele aumentar a unos 110 kilos.

Importantes temas, ya que, puesto que las medidas de seguridad lo recomendable es que sean las mejores que sean posibles.

En este particular caso, también es cierto que es más complicado que una arista termina rompiendo las dos cuerdas a la vez. Otra importante ventaja es que se puedan hacer maniobras dobles,  aunque tenemos que saber que estas cuerdas son algo más incómodas a l ahora de ser manejadas, puesto que es más sencillo que se puedan enredar y pesar más que si se utiliza una sola cuerda.

Por todo ello, en líneas generales, hay que valorar todo esto, a la hora de terminar por optar por una clase de cuerda u otra.

Todos estaremos de acuerdo que la cordelería es uno de esos sectores que pasan discretamente por nuestras vidas, no solemos ver reportajes en las noticias ni suele ser tema general de conversación, pero lo cierto es que muchas vidas dependen de ello, en especial en los deportes de aventura, pero también en oficios como los trabajos en altura, donde es vital, nunca mejor dicho, tener unas cuerdas que proporcionen esa seguridad tan demandada.

Como siempre hay que confiar en la calidad, pues es la que nos va a asegurar la mayor de las prestaciones, algo que nunca hay que perder de vista. Seguridad y una óptima relación calidad precio, con la que podamos estar a la altura de lo que se necesita, tanto si es por un deporte de aventura como en nuestra vida profesional.

Deja una respuesta