La limpieza dental es uno de los tratamientos bucales más importantes para la salud oral de una persona, y que por eso, debe realizarse entre una y dos veces al año en consulta con un especialista. Así, a medida que la tecnología va avanzando, también lo va haciendo la forma de aplicar tratamientos como estos, volviéndolos más cómodos para el paciente, más fácil de aplicar para el médico y más eficientes en general. Si quieres conocer como se realiza una limpieza dental con la ayuda de un ultrasonido, sigue leyendo y entérate de sus beneficios.

La importancia de una limpieza dental

No podemos comenzar a hablar sobre las nuevas técnicas para la limpieza dental sino nos tomamos un momento para recordar al lector de su importancia, y es que aunque es una técnica muy extendida, son muchas las personas que la desestiman y no se la realizan con la continuidad requerida.

Sucede que la placa dental se forma por las bacterias que se encuentran sobre los tejidos orales formando un conglomerado que se llama biofilm. Suele ser blanda, generalmente de color blanquecino, y se retira con facilidad con el cepillado dental.

El problema es que, cuando por malos hábitos de higiene bucal, la placa permanece demasiado tiempo en la boca sin que la retiremos, se van depositando sobre ella los componentes característicos de nuestra saliva, hasta que se forma el conocido sarro, o cálculo.

Así, este si que es muy difícil de retirar en el cepillado, por muy rigurosos que seamos al hacerlo, ya que es un depósito duro, lo que nos lleva a tener que acudir a nuestro médico por una limpieza dental.

Entonces, la importancia de realizarse una limpieza dental profesional es que permite mantener un buen estado de salud bucal, eliminando cualquier residuo bacteriano, y dejando el esmalte dental y las encías sanas y limpias. De esta forma, la limpieza elimina la placa bacteriana y las manchas superficiales, al tiempo que desinflama las encías y protege el esmalte de los dientes.

¿En qué consiste la profilaxis con ultrasonido?

Los avances de la tecnología han permitido que dicha limpieza se haga por medio del aparato de ultrasonido, como ya muchos están acostumbrados. Esta limpieza, también llamada profilaxis dental por ultrasonido, implica el uso de un aparato ultrasónico sobre el surco de los dientes (unión diente-encía) para retirar el sarro y algunas manchas que se encuentran sobre la superficie del diente.

Este aparto tiene una punta que vibra con los ultrasonidos y transmite esta vibración al sarro acumulado sobre los dientes, rompiéndolo y disolviéndolo. Además, como se genera mucho calor al hacerlo, el aparato también tiene un sistema de irrigación para enfriar y no dañar los dientes por calor.

Así, este procedimiento no necesita de anestesia, ya que no produce ningún tipo de dolor o molestia, aunque en el caso de los pacientes con gingivitis o hipersensibilidad dental, puede ser molesto y puede ser necesario anestesiar las zonas más sensibles. En los casos que no se necesita anestesia, suele aplicarse de la mano de un higienista, mientras que en el caso contrario, ya se necesita de un dentista.

Asimismo, hay que acotar que este procedimiento no se trata de un blanqueamiento dental. Solo elimina algunas de las manchas superficiales, como tinciones bacterianas negras, naranjas o verdes; manchas de café o té, tinciones por clorhexidina… Pero, no blanquea los dientes como tal. Igualmente, aquellas manchas que son más resientes no ceden al ultrasonido y se tienen que eliminar con otras alternativas como el espray de bicarbonato.

Como dijimos al principio del artículo, es recomendable hacerse al menos una profilaxis al año, o una cada seis meses, de forma que esta acumulación de sarro no provoque peores enfermedades en las encias o el ligamento periodontal. No obstante, hay pacientes que necesitan ir más veces por una limpieza al año debido a sus características o patología particulares.

En fin, esta técnica llegó para sustituir a las técnicas tradicionales de tipo manual que se realizaban mediante raspado y que igual permite eliminar sarro, placa y manchas, pero ahora  de manera cómoda, rápida, efectiva e indolora para el paciente.

Ventajas de la profilaxis con ultrasonido

El equipo profesional en salud bucal de Dental Studio nos expone más ventajas de la profilaxis con ultrasonido:

¿Para qué pacientes está indicada la profilaxis por ultrasonido?

Cualquier paciente que quiera realizarse una limpieza dental puede optar por la opción del ultrasonido a excepción de aquellos casos de pacientes con marcapasos o cardiopatías, personas con sistemas inmunitarios debilitados, pacientes que estén sometiéndose a radioterapia o aquellas personas con dientes hipersensibles, desmineralizados o con restauraciones de porcelana o implantes de titanio.

¿Cómo se realiza una profilaxis con ultrasonido?

La máquina de limpieza por ultrasonido tiene una punta metálica y curvada que se pasa por el relieve de los dientes, en especial porlos espacios interdentales y los surcos formados entre la encía y el diente, las cuales son las áreas a donde es más difícil llegar en las rutinas de cepillado dental diario.

Cuando se activa la máquina, esta empieza a vibrar y a echar agua a presión, lo que elimina todo el sarro y la placa dental, y quita las manchas de café y nicotina entre otras.

Una vez terminado este proceso, el higienista dental pasa un cepillo eléctrico con pasta dental para eliminar cualquier resto de placa o suciedad que haya podido quedar. Además de un aeropulidor dental que retire alguna tinción más resistente que haya quedado en los dientes, de ser el caso.

Este aeropulidor es una herramienta de pequeño tamaño que usa la salida a presión de un chorro de agua con bicarbonato de sodio y que pule, desinfecta las encías y elimina manchas difíciles y restos de placa bacteriana; la cual, suele utilizar frente a pacientes con tinciones más resientes que la máquina de ultrasonido no pueda remover.

Por último, en el caso de pacientes con periodontitis, hay que combinar la limpieza ultrasónica con el raspado manual para obtener los resultados deseados. Esto porque mientras el raspador ultrasónico eliminará los grandes depósitos de cálculo dental, el método manual permitirá eliminar cualquier pequeño sarro que quede, sobre todo en zonas de difícil acceso.

Diferencias de la limpieza dental por ultrasonidos de la limpieza dental manual

En el pasado, los higienistas solían usar otra técnica manual muy diferente para deshacerse del sarro y las manchas de los dientes. Se trata de unos instrumentos denominados curetas, que les permitía hacer el mismo trabajo pero de forma manual y un poco más lenta, y dolorosa para el paciente, que con la nueva técnica del ultrasonido. Aquí, las diferencias entre ambos métodos:

En fin, la limpieza ultrasónica es un método más rápido y eficiente de limpiar los dientes de los pacientes de forma fácil, indolora y eficiente.

No obstante, no podemos olvidarnos del papel tan importante que el cepillado diario cumple para la misma función de lucha contra el sarro y las manchas en los dientes, solo que lo hace de una forma preventiva, al evitar que este se forme. Por lo tanto, las personas deben cepillarse los dientes todos los días, al menos unas tres veces al día, y muy importante, dedicando el tiempo necesario a esta actividad, realizando los movimientos adecuados y aplicando las herramientas de higiene bucal necesarias (pasta dental, enjuague e hilo).

Igualmente es muy importante hacer el cepillado con la intensidad adecuada, ya que si lo hacemos muy suave no estaremos limpiando adecuadamente, pero si lo hacemos con mucha fuerza podemos llegar a erosionar el esmalte que protegen los diente. Aquí, la elección de un buen cepillo con las cerdas recomendadas para tu tipo de diente también es clave pata lograr los resultados que buscamos.

Deja una respuesta