El cuidado del medio ambiente es tendencia en la sociedad y entre las empresas

El cuidado del medio ambiente es tendencia en la sociedad y entre las empresas

Nadie debería poner en duda en pleno 2020 que la sostenibilidad de nuestro planeta está en peligro. Han sido demasiadas décadas de excesos que, ahora, estamos empezando a pagar. Las urgencias cada vez se han venido multiplicando más y tenemos que ponerle una solución a todo lo que venimos contaminando diariamente, especialmente en las grandes ciudades. De lo contrario, nos vamos a encontrar problemas más pronto que tarde. Problemas que van a perjudicar de un modo severo la calidad de vida de la que veníamos haciendo gala en los últimos tiempos, especialmente en Occidente.

Por suerte, son cada vez más las personas y las organizaciones que se están poniendo manos a la obra para evitar que la contaminación continúe siendo parte de nuestro día a día. Es verdad que necesitamos un impulso todavía más grande para intentar doblegar un problema que ha pasado a ser de la máxima preocupación entre la población, pero creemos firmemente que, poco a poco, lo podemos ir consiguiendo si nos concienciamos y hacemos lo propio con las generaciones venideras, que van a jugar un papel sustancial en el futuro del planeta y en el de la especie humana, en definitiva.

Una noticia publicada en la página web del mismísimo National Geographic informaba de que cada vez son más las empresas que se están apuntando a una lucha sin cuartel contra todo tipo de contaminación. Esta es una noticia realmente positiva y que refuerza todo lo que el ser humano viene realizando para terminar con la mala situación general del planeta. La reducción del consumo de plástico, la apuesta por materiales alternativos y el menos uso de fuentes no renovables se ha convertido en algo cada vez más habitual… y no tenemos que permitir que la tendencia en este sentido cambie.

Otra publicación, en este caso sacada a la luz por el portal web del diario El Confidencial, informaba de cómo son los envases del futuro, que cuentan con un diseño y una composición que contribuye, de una manera cada vez más evidente, al cuidado de nuestro entorno. Esto vale su peso en oro y, desde luego, se trata de una cuestión que tenemos que potenciar todavía más si cabe. Y es que no podemos relajarnos ni tan siquiera un ápice en lo que tiene que ver con el cuidado de nuestro planeta. En cuanto bajemos la guardia, las malas noticias no tardarán en llegar.

Cada vez más personas y empresas se unen a la lucha contra el cambio climático o la degradación de nuestro planeta. Y eso es algo que debemos celebrar y que todavía tenemos que impulsar mucho más. Los profesionales de Pérez Linares, encargados de la producción de botellas de plástico, nos han comentado que son cada vez más los negocios que forman parte de su cartera de clientes que demandan productos fabricados con plástico biodegradable en pos de aportar su granito de arena a una lucha como lo es la de la preservación de nuestro entorno.

Los jóvenes son los más concienciados

Es cierto que el tema del que estamos hablando nos concierne a todas y cada una de las personas que formamos parte de este mundo. Pero es evidente que hay personas que se muestran más interesadas que otras. El grupo de población en el que podemos encontrar una concienciación mayor al respecto de lo que venimos hablando es el de los jóvenes, que ya han organizado manifestaciones para demandar avances por parte de las instituciones en este sentido. Como hemos dicho más arriba, las nuevas generaciones van a ser claves en este asunto y, desde luego, eso ya está quedando más que demostrado.

Todos podemos aportar algo en esta lucha… como personas físicas y como miembros de una organización. Que las empresas estén mostrando un interés creciente hace posible que se esté reduciendo el consumo de materiales contaminantes y, por ende, que se esté reduciendo también el número de peligros a los que sometemos a nuestro medio ambiente. Podemos decir que estamos en el camino de construir un mundo mejor. Pero no cabe la menor duda de que tenemos que culminar la tarea y que eso no va a ser un trabajo sencillo en absoluto.

La Tierra demanda que el ser humano empiece a trabajar de una manera todavía más persistente y tenaz en contra de un aspecto como la degradación de nuestro entorno. Solo acciones como de las que hemos venido hablando en este artículo podrán situarnos en la senda en la que debemos estar: la de la no dependencia de materiales contaminantes, la del respeto por la naturaleza y la de las no emisiones a nuestra atmósfera. Así, nuestro planeta tendrá una esperanza de vida mucho mayor y nosotros, como especie, también.

Deja una respuesta