Cómo elegir un vestido de novia que te haga tan feliz como tu boda

Cómo elegir un vestido de novia que te haga tan feliz como tu boda

Por supuesto, cada detalle en la lista de una boda es importante para ese gran momento sea todo lo especial que debe ser, pero siempre hay algo que es más importante para las novias y que es lo que más preocupación les causa durante los preparativos, y eso es el vestido de novia.

Y es que su correcta elección no depende solo del aspecto físico de la afortunada, sino del ambiente que quieras conseguir en la celebración, el estilo de la misma, las tendencias del momento, etc. El vestido deberá reflejar tu personalidad, resaltar zonas de tu cuerpo que desees mostrar y disimular aquellas que quieras mantener a discreción.

Al final que hay muchos aspectos a evaluar a la hora de comprar le vestido y también cientos de opciones entre las que decidirse. Por eso, el equipo de Joana Diestre, expertos en vestidos de novia, te ofrece una guía paso a paso para darle el “sí, acepto” al vestido ideal.

1. Define el estilo de tu boda

Antes de elegir el vestido de novia,  lo primero que debes decidir son los diferentes aspectos de tu boda, como por ejemplo, dónde se realizará, si será al aire libre o en un espacio cerrado, de día o de noche, la estación del año, el estilo de la boda, qué tan formal o casual es, etc.; ya que todo esto influye para escoger un vestido que vaya de acuerdo a este estilo en particular. 

2. Fija un presupuesto y cíñete a él

Es muy importante que establezcas cuánto quieres y puedes invertir en tu vestido de novia. Esto porque en muchas ocasiones sucede que te enamoras de un vestido fuera de tu presupuesto y tienes que decidir entre dejarlo ir o sacrificar alguna otra cosa. Si, por el contrario lleva en mente cuánto quieres pagar, solo te probarás vestidos sobre esa cantidad y no tendrás que lamentar algún modelo demasiado caro.

3. Compra en el momento perfecto

Lo que nunca debes hacer es dejar de último el vestido. Dicen que el tiempo indicado para buscar el vestido de novia es entre 6 a 9 meses, pues te da oportunidad de probarte vestidos con calma, evaluar tus opciones y recibir el elegido para hacerle los ajustes necesarios; por lo que lo mejor es no hacer esto corriendo a última hora.

4. Escoge quién te acompañará a tomar la gran elección

Puede ser que quieras ir a escoger tu vestido de novia con tu mamá, hermanas, primas, amigas o incluso sola. Pero antes de poner fecha y hora, lo que debes procurar es que las personas que te acompañen puedan ayudarte de verdad,  y no confundirte más.

Para eso, busca gente que te conozca, conozca tus gustos, lo que estás planeando para tu boda y que tenga una actitud positiva. Por otro lado, si sueles sentirte presionada al escuchar muchas opiniones ve solo con 1 o 2 personas y cuando te hayas decido, si puedes invitar a más gente para una prueba. Por  encima de todo, recuerda que es a ti quien le debe de encantar. 

5. Conoce la forma de tu cuerpo

Aunque es tu boda y puedes elegir el vestido que quieras, siempre debes procurar que este resalte lo que más te gusta de tu cuerpo; verás que al resaltar lo más bello te sentirás muy cómoda y segura.

Para lograrlo, debes tener una noción de cuál corte de vestido es ideal para cada tipo de cuerpo:

  • Figura triangular: vestidos con escote o con detalles en la parte superior. 
  • Figura en forma de manzana: vestido de corte imperio, los cuales se caracterizan por un talle corto, que termina justo debajo del busto, para dar lugar a la caída de la falda (similar a una diosa griega). Las novias delgadas con poco pecho son las que mejor se adaptan a este modelo y el vuelo de la falda dependerá del gusto de cada una. Pueden ser faldas rectas, acampanadas o de tipo A.
  • Figura rectangular: vestido de falda amplia.
  • Reloj de arena: vestido de corte sirena, que  son muy elegantes y van entallados hasta la rodilla donde comienza el vuelo de la falda, por lo que son muy adecuados para mujeres delgadas y nada aconsejables para las mujeres bajitas, ya que cortan la apariencia; o vestidos que resalten tu cintura. Aquí, también son aconsejables los vestidos de corte princesa. La parte de arriba en este tipo de modelos es entallada hasta la cintura y con un corte en forma de V a la altura de la cintura, donde sale una falda con muchísimo volumen que tapa todas aquellas imperfecciones que no queramos mostrar, como unas caderas muy anchas. Además que son los favoritos de todas aquellas novias que sueñan con un traje de cuento de hadas en su boda.
  • Triángulo invertido: vestido en corte A, ceñido de la parte del torso y que se abra en la cintura con una caída cada vez más amplia. 
  • Novia petite: vestido línea A o un vestido recto que siga la forma de su cuerpo, ya que estos resaltan una figura estilizada y dan el efecto de  unos centímetros de más altura. Eso sí, tienes que poder respirar con él puesto.

6. Busca un vestido te haga feliz

A muchas novias les pasa que terminan escogiendo un vestido que no las hace completamente felices para complacer a alguien más y esto siempre es un error. Si buscas un vestido que te haga feliz primero a ti, te sentirás cómoda y radiante y te hará lucir increíble.

7. Prueba diferentes estilos

Es posible que ya tengas una idea de cómo te gustaría tu vestido de novia, lo cual ayuda mucho a la hora de que te muestren vestidos en una tienda. Sin embargo, te recomendamos probar diferentes estilos. A muchísimas novias les sucede que van buscando un estilo y se llevan algo completamente diferente que se probaron explorando un poco fuera de su zona de confort y les enamoraron los resultados.

8. Busca algo cómodo

En ocasiones hay vestidos de novia muy lindos, pero que no son nada cómodos. Aquí tienes que pensar que lo llevarás puesto por muchas horas, mientras bailas, te tomas fotos y compartes con tus invitados y si lo sientes incomodo, sientes que no te puedes sentar o que al cabo de 2 horas ya te lo quieres quitar; te terminará arruinando el momento. 

9. Siempre refleja tu personalidad

Tu vestido de novia es una declaración de estilo y tu oportunidad para invertir en una pieza única para ti. Tu  vestido debe reflejar tu personalidad por completo, así que busca lo que más te haga sentir como tú y olvídate de los colores, estilos o telas que las normas de etiqueta te digan que debes usar.

10. Piensa en el look completo 

Cuando estés en la elección del vestido piensa cómo quieres que se vea tu look de novia completo, desde el vestido hasta los accesorios, tocados, peinado y maquillaje, para que todo vaya en perfecta armonía desde el primer momento.

Por último, recuerda que la clave es que disfrutes cada momento y escojas un vestido de novia que te haga sentir feliz, cómoda y te refleje.

Deja una respuesta