Injertos capilares: aquí tienes algunas experiencias

Injertos capilares: aquí tienes algunas experiencias

En los últimos años se ha puesto de moda eso de los injertos capilares. Lo de ser calvo ya forma parte de la historia. Durante toda la vida se ha intentado vender crece pelo, para que los hombres no perdieran su parte más valiosa. Pero como era lógico, todo era, mentira. Las nuevas tecnologías han dado la razón a estos parlanchines que se recorrían el lejano Oeste con su pócima mágica. Hoy en día, el hombre que es calvo lo es porque quiere.

Y es que, lo de mantener el cabello o recuperarlo nos viene preocupando desde hace mucho tiempo y aún hay quien piensa que no es posible o que no se pueden conseguir resultados naturales. Hoy, la medicina tiene soluciones increíbles para ayudarte. “Son numerosas las alternativas que se ofrecen, pero son pocas las eficaces y en las que merece la pena invertir para conseguir mejorar tu estética capilar”, nos explican desde BeYouSalud, un centro que ha vuelto a hacer a los hombres felices.

Alopecia

Lo primero que debes de saber sobre los tratamientos para combatir la alopecia es para qué casos están indicados y que resultados esperar de ellos. Existen multitud de tratamientos para mejorar nuestro cabello ¿Son todos iguales? ¿Realmente funcionan? , pues bien, no, no son todos iguales y sí, sí hay tratamientos eficaces si sabemos qué está causando la caída y lo tratamos de raíz.

Método FUSS

Las principales ventajas de la técnica FUSS o tira, son la capacidad de extracción en un mismo acto quirúrgico. Extraeremos unidades foliculares de 1 pelo para las zonas más delicadas, y donde el sentido artístico es más importante, y de 2, 3 y hasta 4 pelos, para las zonas donde es más necesario voluminizar.

Es una técnica rápida, indolora, no cambia el corte de pelo para que el paciente pueda volver a su trabajo y a su vida social de inmediato, nos permite extraer grandes cantidades de folículos pilosos, ideal para los casos avanzados de alopecia, con un índice de supervivencia cercano al 100 % y siendo una técnica asequible.

La técnica FUSS se convierte en un método excelente como solución para la alopecia, no sólo por su porcentaje de éxito, sino también por ser una técnica muy poco invasiva, que supone un cambio cosmético mínimo al cuero cabelludo.

Método FUE

La técnica FUE (Follicular Unit Extraccion) es un sistema de trasplante capilar consistente en la extracción individual de unidades foliculares (cada unidad tiene de 1 a 4 cabellos). Consiste en una buena solución para personas con alopecias pequeñas, dado que se realiza una extracción individual de unidades foliculares con ayuda de un microbisturí, que rodea la unidad folicular para luego ser retirado del cuero cabelludo.

Al ser pinchazos muy finos, la técnica FUE deja puntos iguales a los de las marcas en la zona donante, que sólo pueden ser notados cuando se ve muy de cerca. Con lo cual, una persona que tenga el trasplante de cabello con la técnica FUE puede afeitarse el pelo en los años siguientes, sin casi preocuparse porque se noten las cicatrices.

Experiencias

El caso de Pedro de 27 años es muy llamativo. Se lo hizo a finales de junio, lleva ya nueves meses con injerto y la diferencia es considerable. “Enseño una foto a la gente cuando no tenía pelo, y una de ahora, y la gente se queda impresionada. Todos me dicen que mereció la pena”, Pedro reconoce que al principio se “comió la cabeza” pensando si todo merecía la pena. No sabía si iba a quedar bien e iba a estar contento con el resultado.

Estuvo mirando en varias clínicas y al final apostó por Beyou Salud. Y lo eligió por el trato. “Esta clínica, que vine recomendando por un amigo, me quedé impresionado por el trato. Es de 10, pero si hay un 11, le doy un 11”. El proceso fue sencillo y amable. “Fuimos hablando del tema económico para poder financiarlo, porque ellos lo hacen de una manera muy buena”. Esto fue lo que le hizo decidirse a dar el paso. Mucha gente duda en irse fuera, para Pedro, las personas que hacen esto están en un error. “Aquí hay grandes profesionales y tienes más seguridad”, asegura. Y recuerda que ha visto zonas de hecatombes.

Lo que más destaca Pedro es que de la operación le han dejado cicatrices muy finas, que nadie ha sido capaz de reconocerlas. Se tiró con los puntos dos semanas, reconoce que le hizo algo de daño al dormir, pero el sufrimiento mereció la pena. “El proceso es lento, pero se va viendo y cuando ves el primer pelo te sientes el hombre más feliz del mundo”. Nos alegramos.

Deja una respuesta