Cómo elegir unos buenos zapatos para correr

zapatos correr

¿Estás pensando en empezar a hacer ejercicio? Es posible, pues, que te haya pasado por la cabeza la necesidad de contar con unos buenos zapatos biomecanics, o de cualquier otro tipo, pero que te permita correr de manera cómoda y segura.

Hoy, te contamos todo lo que necesitas buscar en unos zapatos.

Estabilidad

La estabilidad de las zapatillas es de vital importancia, ya que es lo que te permitirá moverte libremente. Por ello, su estabilidad nunca puede quedar en entredicho.  Las mejores zapatillas para correr para mujeres deben tener una estabilidad confiable y considerable, que no permitan que te tambalees y caigas por culpa de tu calzado.

Amortiguación

Todo el mundo quiere tener un par de zapatos cómodos. Los mejores zapatos para correr para mujeres deben ser excepcionalmente cómodos, que apenas causen ningún tipo de dolor en los pies. Los zapatos demasiado apretados pueden causar lesiones y molestias severas, y lo mismo ocurre con los zapatos demasiado flojos. Seguramente, querrás un ajuste perfecto que abrace cómodamente tus pies cuando estás corriendo.

Control de movimiento

Los zapatos que son excelentes para correr deben tener un gran control de movimiento. Un buen zapato debe brindar el máximo apoyo para el arco de los pies y también en la parte delantera. Los zapatos deben permitirte moverte y detenerte en cualquier momento que sea necesario sin resbalar.

Precio

El precio de las zapatillas de correr juega un papel muy importante en la elección. Suele haber una gran variedad, por lo que debes intentar que se ajuste a tu presupuesto.

Durabilidad

La durabilidad del zapato es otro factor importante para decidir sobre el calzado para correr. Ten en cuenta la durabilidad del zapato. Un buen par de zapatillas para correr debería ser capaz de resistir los asaltos y el entorno difícil al que estaría sujeto, como la montaña. Naturalmente, estos tipos de zapatos a menudo se desgastan más rápido que los zapatos utilizados en otras ocasiones.

Básicamente, estos son los factores principales a tener en cuenta cuando te dispongas a comprar unos zapatos para correr.

Consejos para empezar a correr

correr

Cultivar el cuerpo puede ser tan importante como cultivar la mente. Y no hablamos de la necesidad de contar con un cuerpo musculado; simplemente, con estar en buena forma y mantenernos en un peso adecuado.

Tampoco es necesario que salgas a correr a diario y que lleves contigo una caja de Progen; sin embargo, el running es un deporte al alcance de cualquiera, que no requiere de grandes inversiones de tiempo ni de dinero.

Sin embargo, tampoco puedes empezar a correr sin más, sin haber pensado en nada. Así que te traemos algunos puntos a tener en cuenta:

Establece metas realistas

Como principiante, primero debes anotar algunos objetivos a corto plazo que puedas lograr fácilmente. Pueden ser tan simples como entrenar durante cinco minutos más cada día. Aprovecha estas pequeñas victorias para tener una sensación de logro antes de establecer metas a largo plazo.

Corre con los zapatos correctos

Para un deporte que depende de pies saludables, un par de zapatillas de calidad es el engranaje más importante que necesitarás. Ve a una tienda especializada y pide recomendaciones. Recuerda que el zapato debe ser tu talla, debe resultarte cómodo y estar hecho de unos materiales que permitan la transpiración y que amortigüen el impacto.

Corre con la ropa adecuada

Seguro que no se te ocurriría salir a correr en camisa o en traje. Pero tampoco debes optar por otro tipo de prendas que no sean hechas de poliéster o materiales sintéticos similares que sean capaces de eliminar el sudor y te permitan ir con mayor comodidad por tu recorrido.

En el caso de las mujeres, por ejemplo, un sostén deportivo siempre será la mejor opción, que permitan una buena sujeción y proteja su piel de irritaciones.

Hidrátate antes de correr

Mantenerse hidratado es fundamental para el rendimiento de carrera y, lo que es más importante, para prevenir enfermedades relacionadas con el calor. Bebe agua a menudo durante el día. La deshidratación en los corredores puede causar fatiga, dolores de cabeza, disminución de la coordinación y calambres musculares.

Estira antes y después de tu carrera

Algunas investigaciones sugieren que los estiramientos estáticos de los músculos fríos pueden causar lesiones. Por ello, debes realizar estiramientos para calentar antes de echar a correr. Y enfría después de correr de la misma manera para ayudar a mantener un rango saludable de movimiento en tus articulaciones y prevenir que se tensen los músculos.