Dietas y alimentos que te ayudan a bajar de peso rápidamente

dietas adelgazar

Ya ha llegado la época en la que más nos centramos en buscar buenas dietas para adelgazar. En ocasiones, no obstante, cuando son pocos kilos los que tenemos que perder, podemos optar por escoger mejor nuestra alimentación y llevar unos hábitos más saludables, en lugar de seguir una dieta estricta.

Por ello, aquí tienes una lista de alimentos que te ayudarán a bajar de peso con cierta rapidez y facilidad:

Frutas y vegetales crudos

El cuerpo es capaz de quemar un 16 por ciento de calorías más cuando ingieres un plato basado en frutas y verduras que cuando no es asó. Además, aquellos con un alto contenido en vitamina C, como los cítricos o las piñas, queman la grasa corporal con mayor facilidad.

Harina de avena

La avena incluye un alto contenido en fibra, que es saciante y te aporta mucha energía. Además, puedes valerte de esto si comes avena entre una y dos horas antes de realizar ejercicio para aprovechar esta cualidad, dado que te permitirá trabajar durante más tiempo y con mayor intensidad que normalmente. Y eso, al final, contribuirá a que bajes de peso.

Pescado

El salmón, la sardina y el atún, entre otros, hacen que el cuerpo se vuelva más sensible a una hormona conocida como leptina, cuyo trabajo es quemar la grasa del cuerpo.

Además de saciar nuestro apetito, esta hormona decide si las calorías ingeridas se almacenan como grasa o si se deben quemar para producir energía.

Especias

El picante acelera el metabolismo, lo cual hace que logremos quemar la grasa más rápidamente.

Por ejemplo, el ajo es un diurético muy potente que contribuye a que eliminemos el exceso de líquidos en el cuerpo, mientras que el gingerol (ingrediente activo en el jengibre) aumenta la producción de la hormona del crecimiento, que expulsa más grasa para que sea quemada como energía para el cuerpo.

Nuez de Brasil

También conocida como nuez amazónica, tiene un alto aporte en selenio, necesario para que el cuerpo fabrique las hormonas de la tiroides, que se encargan de mantener un metabolismo rápido.

Con estos alimentos en tu dieta, incluidos de manera equilibrada y saludable, no deberías tener muchos problemas para perder esos kilos de más.

Evita subir de peso estas vacaciones

control-peso

El buen tiempo ya está aquí y, con él, se acercan las vacaciones de la mayoría de los trabajadores. Esa época estival de descanso tan apreciada y, a la vez, tan temida por aquellos que se preocupan por su peso. Desde los que deciden apuntarse al gimnasio sólo en esta época y combinarlo con complementos alimenticios, hasta quienes pierden el control y se abandonan ante helados cargados de azúcar y copiosos platos del destino de vacaciones escogido.

Sólo debes tener un cierto cuidado a la hora de comer. Por este motivo, aquí tenemos algunos trucos para que cuides lo que ingieres durante tus vacaciones y, en general, en el periodo estival:

Evita la comida rápida

No vayas a estos restaurantes con asiduidad, dado que sus alimentos contienen muchas calorías, una gran cantidad de grasa saturada, azúcar y harinas refinadas. En su lugar, tal vez prefieras optar por restaurantes locales de la zona: seguro que tendrán una oferta más sana y, a la vez, contribuirás a la economía de la ciudad.

No a los refrescos azucarados

Parecen la bebida ideal para días de calor, pero lo cierto es que estarás añadiendo un montón de calorías y azúcar innecesarias a tu organismo. Si te aburre tomar agua, pide que te la sirvan con limón y hielo. El té helado con estevia es otra opción.

Tu capricho, en pequeñas porciones

No tienes por qué privarte siempre de lo que te apetece, pero controla la cantidad. Puedes compartir con alguien un plato que no deberías comer por su alto contenido en sal o calorías, o bien, si tienes la oportunidad, consumir una pequeña ración. Por ejemplo, si quieres chocolate, come una onza del más puro posible.

Pan integral

El pan siempre está ahí para recordarnos que acompaña perfectamente a, prácticamente, cualquier plato. Si no puedes evitar comerlo, asegúrate de que sea pan de trigo entero o de centeno, o bien, integral.

Fruta como postre y merienda

En verano, la fruta fresca apetece mucho, como la sandía, el melón, el mango o la papaya. Por ello, consúmela como postre o merienda, en lugar de optar por prefabricados e hipercalóricos. Si lo prefieres, puedes optar por un yogur desnatado.

Si sigues estos consejos al pie de la letra, evitarás subir de peso este verano.