Normas de conducta para una cena de empresa

Llegan las Navidades y, con ello, la temida dieta de enero a la que, afortunadamente, hoy en día podemos acceder cómodamente mediante un nutricionista online. Pero no olvidemos que también nos llega el compromiso de acudir a reuniones familiares, así como de empresa.

En el primer caso, nos reuniremos con personas con las que tenemos más y menos confianza. Un ambiente en el que podemos estar más o menos confiados y cómodos.

Sin embargo, en el caso de las cenas de empresa, debemos tener mucho cuidado y seguir un protocolo determinado, incluso si tienes total confianza y amistad con tus compañeros.

Cuida tus palabras

Por mucho que el ambiente parezca distendido, no te relajes demasiado. No insultes a tus compañeros o emplees palabras poco indicadas incluso si es en broma, porque podría tomarse de otro modo y llevar a un malentendido delante de los demás, lo que lo haría más incómodo.

No abuses del alcohol

Hay que ser conscientes de que no estamos en una reunión de amigos, así que el ritmo con el alcohol tiene que ser muy distinto. Es habitual que nos tomemos alguna copa, pero si se nos va la mano y presentamos algún comportamiento poco indicado, quién sabe: podría costarnos una regañina o un despido.

Ojo con las fotos

También es muy habitual sacar el móvil y echar fotos de varios momentos de la cena, pero, a la hora de difundirlas, hay que tener mucho cuidado. Por ejemplo, hay personas que no quieren que su cara se vea en Facebook. Por ello, antes de compartirlas, se debe preguntar a todos los presentes si dan su consentimiento.

Asimismo, si ves fotos comprometedoras o en las que alguien aparece con muy mala cara, es posible que lo más inteligente sea borrarlas.

Teniendo un poco de cuidado y siguiendo estos sencillos consejos, podrás relajarte en tu cena de empresa y disfrutarla. Verás que no será tan larga como pueda parecerte de antemano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *