Ocio y salud: 5 razones para dedicar tu tiempo libre a practicar deporte

practicar deporte

Los verdaderos amantes del deporte son aquellos que aprovechan cualquier rato libre para poder dedicarlo a la práctica de su deporte favorito. Y numerosos estudios avalan que la práctica deportiva, la autoestima y la felicidad van íntimamente ligadas. Si tú estás buscando mejorar tu bienestar, ponte tus zapatillas de deporte y anónate estos 5 motivos por lo que deberías hacer deporte en tus ratos de ocio.

1.-Retarda el envejecimiento

Antes o después, el paso de los años se notará en nuestro cuerpo. No podemos evitarlo, pero si podemos retrasarlo y la práctica de deporte es uno de los mejores remedios, ¡y totalmente natural! Envejecemos porque nuestras células se oxidan, pero el deporte ralentiza el envejecimiento celular y tiene efectos positivos en el corazón y en los pulmones. ¡Y también nos pone de mejor humor! Así que ya sabes, una sesión de deporte es mucho mejor que una sesión de belleza.

2.-Nos previene de enfermedades

El sistema inmunitario mantiene la homeostasis que nos defiende de agresiones externas y de agentes patógenos, como las bacterias o los virus. Si practicamos deporte, los glóbulos blancos se mueven más rápido y protegemos mejor nuestro cuerpo de infecciones. Con el ejercicio también generamos menos cortisol, que es la hormona que nos induce en la inmunodepresión y nos vuelve vulnerables a las enfermedades.

Y en sentido contrario, la vida sedentaria es una de las principales causas de muerte en los países occidentales. Así que si eres de los que se pone malo con facilidad, recuerda que la actividad física regular y moderada favorece la prevención de enfermedades.

3.-Limpia y exfolia tu piel

¿Nunca te has fijado en que tenemos más color después de hacer ejercicio? Esto se debe a que gracias a la práctica deportiva ayudamos a que la sangre fluya más rápido, por lo que llegan más glóbulos rojos y nutrientes a la piel, que es nuestra primera barrera defensiva frente a agentes externos. Esto también ayuda a que nuestras heridas cicatricen más rápido.

4.-Reduce las inflamaciones

Las inflamaciones no son más que la manifestación de enfermedades inmunológicas, que pueden verse empeoradas por el estrés y la mala alimentación.  Si practicamos ejercicio, aceleramos el sistema circulatorio y la metabolización de los lípidos, lo que nos permite reducir el tamaño de las células grasas responsables de las inflamaciones. Así que si tienes algo inflamado, no te escondas en casa, ¡sal a correr!

5.-Libera el estrés

Posiblemente este será uno de los beneficios que más agradecemos en nuestra vida diaria. ¿Qué mejor momento para practicar deporte que después de una dura jornada laboral? Nuestro cerebro liberará las hormonas las endorfinas necesarias para olvidarnos de las preocupaciones.

Esperamos que después de dar estos cinco argumentos, hacer deporte forme parte de tus momentos de ocio tanto como escuchar música o ver tus series favoritas. Hacer ejercicio de manera regular es sinónimo de pasar un buen rato, de desconectar y de salud.

Motos: Evolución de este gran invento

motos

El origen de las motos que conocemos hoy en día está fuertemente vinculado con el de las bicicletas, utilizando la base de la bicicleta se empezaron a producir y diseñar las primeras motocicletas debido a la necesidad de poder impulsar el vehículo sin necesidad de la fuerza que ejercemos para poder desplazarnos en ella.

No tenemos muy claro quién fue realmente la primera persona que inventó por primera vez la motocicleta, lo que sí sabemos es que a medianos del siglo XIX el Sr. Sylevester Howard Roper tuvo la idea innovadora de adaptar un motor de dos cilindros que empleaba carbón para generar vapor a una de sus bicicletas, así nació lo que hoy se conoce como la primera motocicleta de la historia de la humanidad.

No obstante y teniendo en cuenta que el motor de la motocicleta que inventó el Sr. Sylevester Howard no era de combustión interna, muchos historiadores no reconocen oficialmente esa bicicleta con motor a vapor como la primera motocicleta de la historia.

No fue hasta finales del mismo siglo cuando dos alemanes (Wilhelm Maybach y Gottlieb Daimler)  unieron sus fuerzas con un experto de la época en diseñar y producir motores llamado Nikolaus August Otto para crear la primera motocicleta de combustión interna.

Este vehículo tenía un chasis y ruedas de madera y su motor era capaz de generar 0,5 cv de potencia lo cual se llegaba a traducir en una velocidad máxima de 18km/h.

Durante el año 1897 los alemanes empezaron a producir en serie un modelo de motocicleta que incluía muchas mejoras y que ya empezaba a parecerse relativamente a las que circulan actualmente por las calles de nuestra ciudad, fue entonces cuando empezó a conocerse el vehículo y creció el interés popular por él.

A principios del siglo XX un francés llamado Georges Gauthier diseñó la primera scooter de la historia principalmente para desplazamientos urbanos aunque ésta era capaz de recorrer largas distancias, fue una gran innovación ya que se daba la posibilidad de ir sentado en lugar de estar parado a medio agachar como en los casos anteriores, en este diseño se priorizó la comodidad del conductor por lo que no era capaz de alcanzar grandes velocidades.

A medianos del mismo siglo las motocicletas sufrieron una gran evolución así como los casco moto, cada vez eran capaces de alcanzar mayores velocidades y más complejas, los británicos dominaron el sector en esa época creando modelos realmente bonitos y que sirvieron como referencia para diseños posteriores.

En los años 90 las super-bikes llegaron a lograr velocidades record superando los 240km/h sin embargo muchos usuarios seguían prefiriendo máquinas más convencionales por lo que quedó equilibrado el mercado pudiendo explotar todo tipo de diseños y tipos de motocicletas que satisfacían al usuario según sus necesidades.

Las mejores rutas por el mundo en moto

ruta-66

Los moteros son quienes más disfrutan de los trayectos largos. Algunos van a la aventura, otros los planifican más, pero todo motero es nómada de espíritu. Si bien es cierto, es mejor hacer estos viajes con seguridad y elegir buenos cascos de moto y una chaqueta y zapatos resistentes.

Rutas al otro lado del atlántico

Ruta 66

La ruta 66 es uno de los emblemas para los estadounidenses. De hecho, la llaman “la calle principal de América¨ puesto que cruza unos 4000 km entre Chicago y Los Ángeles. Es precisamente por su magnitud que también la llaman ¨la madre de todas las rutas¨. Sea como sea, el conductor sale desde la ciudad de Chicago y atraviesa Missouri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo Méjico y Arizona hasta llegar a la ciudad de Los Ángeles. Es una ruta de carreteras que se pierden en el horizonte, paisajes áridos, cascos de moto decorados con las estrellas de la bandera americana y estaciones de servicio de película.

 

Ruta 40

Esta es ¨la madre de todas las rutas¨ para los argentinos. Se extiende a lo largo de 5000 km y atraviesa el país de Norte a Sur (desde Bolivia hasta Cabo Vírgenes). Al ser una ruta paralela a los Andes, el motero gozará de unas curvas espectaculares. Los paisajes más agrestes estarán repletos de puertos de montaña en las que los equipamientos y cascos de moto resistentes serán un requisito indispensable.

Rutas en el continente europeo

Cabo Norte

Una de las rutas europeas más míticas tiene salida desde Noruega y un itinerario más que sorprendente y variado que dependerá de distintos aspectos. Si tenemos en cuenta la extensión de la ruta, el motero podrá ampliar la ruta si considera el uso de Ferrys, peajes o la inclusión de Suecia o parte de Finlandia en el itinerario. La época del año también determinará las condiciones del viaje puesto que algunas carreteras de la ruta Cabo Norte permanecen cerradas durante el invierno.

La carretera del gato y el violín

De nombre curioso, es la ruta que circula por las Midlands del Este en Inglaterra. Es el regalo de los British a los moteros y se considera la ruta más peligrosa del Reino Unido. En datos de 2013 se registraron 264 muertes en esa carretera, un 70% de las cuales fueron motoristas.

¿Creéis que es imprescindible para todo motero hacer estas rutas? Ante todo, mucho cuidado con las motos. Ya sabéis lo que cualquier pequeño contratiempo en carretera puede suponer un riesgo. En rutas largas evitad escoger cascos incómodos y apostad por cascos de moto de calidad que no os roben el placer de circula de forma segura.